Money, money

21 octubre 2009

 

google_money[1]

 

Leyendo un poco algunos blogs -incluído alguno que otro de los de mis compañeros- a cerca de todo lo que se dice sobre el “mundo interactivo”, tema que en estos posts nos ocupa, me ha venido a la cabeza una palabra: dinero. Y por consiguiente, una pregunta, que más abajo formulo.

Está claro que los grandes triunfadores de la Web 2.0, comunidades cibernéticas, portales y redes sociales como YouTube o MySpace, son NEGOCIOS, y en mayúsculas. Un ejemplo ilustrativo, Google: ha recaudado nada más y nada menos que la friolera cifra de 1.640 millones de dólares en este tercer trimestre. (Fuente: Globedia, http://es.globedia.com/google-aumento-ganancias-tercer-trimestre-superada-recesion)

Así mi pregunta es… ¿quién se beneficia de los contenidos que nosotros creamos?

Me explico. Un ejemplo clarísimo: Facebook. Podríamos aventurarnos a decir que Facebook se “beneficia” de la propiedad intelectual de algunos de sus usuarios que usan esta herramienta para expresar su arte/trabajos, etc. a falta de disposición de otros recursos (se nota que hoy hemos hecho clase de Deontología!). ¿ Y es tal propiedad remunerada? ¿Es eso justo cuando luego se están quejando por otro lado los artistas y compañías del sector de que no bajemos música de Emule, Ares o Limewire porque estamos robando(!)?

Mi respuesta es que es más que obvio que algunas de las creaciones, mashups… lo que sea, existentes tanto en Facebook como en YouTube, etc., le dan más valor a estos sites, más popularidad y, en definitiva, más dinero a estos “nuevos monstruos” de la red.

alexander_graham_bell[1]Desde que en 1876 Alexander Graham Bell inventara el primer teléfono capaz de transmitir y recibir la voz humana, ya ha transcurrido más de un siglo y pico en el que poco a poco este magnífico invento ha evolucionado de múltiples formas. Ya se sabe, invención y reinvención.

Simplificando un poco la enorme evolución que ha sufrido este aparato, podemos observar el enorme salto cualitativo que se ha producido -a nivel de usuario- desde la existencia del teléfono fijo (de pared, mesita, o variantes) hasta la revolución de la telefonía móvil. A día de hoy todos conocemos las cientos de virguerías de las que dispone un teléfono móvil: pantallas en colores, cámaras, teclado por reconocimiento de voz… Nada que ver con la comunicación por carta, hasta entonces tradicional.

Y es ahí donde quiero hacer hincapié. En la forma en la que ahora nos comunicamos. Mejor dicho, en la forma en la que ahora nos comunicamos en cuanto a comunicación por vía voz se refiere. Y cómo no, es imposible pasar por alto la ENORME influencia de Internet.

logo_skype[1]Así, una de las últimas novedades, sin rival conocido hasta la fecha en este terreno de la comunicación donde Internet y la “comunicación humana por vía cuerdas vocales” se une, tiene por nombre Skype. A estas alturas, ya casi todo el mundo conoce lo que es capaz de hacer este maravilloso programa (completamente gratuito) por nosotros: realizar llamadas por Internet, de múltiples formas, ya sean llamadas gratuitas(!) entre usuarios que estén conectados al ordenador o llamadas a teléfonos convenciales (en este caso aplicando una tarifa ‘x’), entre otras opciones que brinda el programa. Podemos encontrar muchos tutoriales a cerca de cómo funciona. Aquí os dejo uno claro y en español: http://www.youtube.com/watch?v=RFIhbXdBey8

Así, mi reflexión en este post no esta otra que el asombro que me causa el poder de reinvención que tenemos los humanos a la hora de comunicarnos. Esto es sólo un pequeño ejemplo, pero pensad que ahora podéis llamar a cualquier parte del planeta, cuando queráis y dónde queráis, pudiendo estar en contacto diario de forma relativamente cercana e íntima con aquellos a los que queréis y que quizás están donde Cristo perdió la zapatilla. Y lo mejor de todo, ¡sin pagar un duro! (por la llamada, ya que la factura del servicio por Internet seguirá llegando cada mes, por desgracia).

Si Graham Bell levantara la cabeza… simplemente, increíble.

LA MÁQUINA UNIVERSAL.

9 octubre 2009

iPhone

Para mí, igual que para más de diez millones de habitantes de este nuestro planeta, no es sólo uno más de tantos aparatejos electrónicos que poseemos hoy en día. No señor, es mucho más que eso.

A falta de medios convecionales – llamémosles radio, televisión y prensa- la posibilidad que este “nuevo medio” nos ofrece es la conjunción de todos ellos en un sólo gadget práctico y moderno. Es decir: a falta de medios convencionales, un iPhone (o cualquier otro teléfono de última generación sea cual sea su marca).

Ya no hay duda de que vivimos en plena era digital. O quizás sólo sea el inicio de ésta, ya que los cambios que se vienen produciendo de unos años atrás a día de hoy son más que significativos: aparición y expansión de blogs y todo tipo de redes sociales en un tiempo fugaz (veáse Twitter o Facebook) o la llegada de la televisión digital (TDT) y el apagón analógico, por poner algunos ejemplos.

Así, parece que todo evoluciona a la velocidad de la luz -en lo que a comunicación se refiere- pero detecto una curiosidad en esta evolución constante de medios que hemos venido sufriendo en los últimos tiempos. Me explico, cuando llegó la radio… ¡cuidado! que la prensa se hunde. Cuando llegó la televisión… ¡peligro! que nos quedamos sin radio. Cuando llegó Internet… ¡mie**a! la televisión a tomar por c***. Por eso me pregunto, ¿y ahora qué?

Pues ahora The New York  TimesFlaix FM o La Sexta… todos en Internet. Pero aún mejor, TODOS en el bolsillo. TODOS, aquí y ahora. TODOS, en vivo y en directo. Todos y cada uno de esos “medios en peligro de extinción” reunidos en una nueva plataforma, en este caso, el teléfono. Y ahora sí digo yo ¡cuidado! pero porque la cantidad de nuevas posibilidades que esta situación nos ofrece es increíble, ya sea tanto a nivel tecnológico, social o publicitario, entre otros. 

Y para ilustrar todo ello, aquí van algunos ejemplos.

– Televisión > http://www.iphoneTV.es

Desde este portal se pueden ver diferentes cadenas de televisión de nuestro país desde el iPhone. En un principio, la impulsora de esta apuesta por la televisión en Internet fue Radio Televisón Española (con sus canales TVE1 y 24h), y ahora se sube al carro La Sexta. Así, desde http://www.iPhoneTV.es los usuarios de “la máquina universal” podremos ver la televisión dónde y cúando queramos, siempre que contemos con conexión Wi·Fi o, con la siempre maravillosa, 3G.

–  Internet (con millones de contenidos: redes sociales, blogs y las últimas mil y una maravillas de la “interactividad de bolsillo”, como por ejemplo, los juegos):

ruben_lullaby_bannerss[1]
 
 
 
 
 
Vídeo: http://notes.ubermore.com/post/70745263/game-love-story-for-iphone-ruben-lullaby-demo > “A game that plays like an interactive graphic novel.” –MNSBC.com
Un juego interactivo donde el usuario decide las reacciones de los personajes convirtiéndose en el amo y señor de los acontecimientos que suceden en la primera discusión entre una pareja de jóvenes enamorados.
– Radio y prensa

maximafm[1]

nyt_iphones[1]

 

 

 

 

 

 

Y así…

…Para mí, igual que para más de diez millones de habitantes de este nuestro planeta, no es sólo uno más de tantos aparatejos electrónicos que poseemos hoy en día. No señor, es mucho más que eso. 

He aquí mi justificación.

Además, estoy absoluta y totalmente seguro de que esto es tan sólo un aperitivo de todo lo que queda por venir.