Para terminar con este blog, creado poco a poco a lo largo de estas diez semanas, me gustaría hablar de publicidad. Y hablar de una brillante idea me parece una buena forma de acabar.

Pero antes de empezar, sólo quiero lanzar una pregunta: ¿Qué pasa si unimos a Ikea+Facebook?

Ahí va la respuesta:

Como podéis ver, el vídeo no tiene desperdicio, y todo el que aprecie la buena publicidad sabrá ver el valor de esta campaña.

En dos palabras: simple y efectivo. La creme de la creme del marketing viral en una de nuestras ya imprescindibles redes sociales (Facebook), y eso lo sabe perfectamente este anunciante (Ikea). Para aquellos que no entiendan muy bien el inglés, un breve resumen de la campaña: Ikea decide crear un perfil basado en el gerente de una tienda, sube 12 fotos de sus catálogos y el primero que etiquete alguno de los productos que se muestran en las fotografías… simplemente, se lo lleva!

Un ejemplo de lo que pueden hacer Internet y las nuevas tecnologías por nosotros, los publicitarios. Un ejemplo de que con pocos recursos y un poco de creatividad (así como también de conocimiento sobre la interactividad en los medios, todo sea dicho) se pueden hacer maravillas. Sin la necesidad de recurrir a grandes infraestructuras ni desarrollando enormes tecnologías, podéis pasaros por vuestro Facebook para comprobar como el perfil tiene más de 1.000 amigos, toda una “competición online” generada prácticamente en su totalidad gracias al boca a boca (buzz marketing)!

Como algunos datos adicionales cabe decir que la campaña se llevó a cabo por parte de la agencia Forsman & Bodenfors en un ciudad de Suecia llamada Malmo (fuente: Digital Buzz Blog) y que el objetivo principal era atraer al público a la apertura de una nueva tienda de Ikea en esa ciudad.

En fin, increíble. Una campaña 100% basada en los medios sociales, los mismos medios de los que os he ido hablando poco a poco en este blog durante todo este tiempo. Telefonía, Internet, redes sociales, libros, juegos, el mundo digital en gerenal… y un sinfín de temas “interactivamente interactivos” que he desgranado semana a semana con el fin de ayudarnos a ponernos al día en un mundo en el que mañana ya no será nada igual que hoy.

Anuncios

Volvemos con novedades. Esta vez, lo último en web 2.0 se llama Brizzly. Atención:

Como véis, básicamente es una aplicación/portal/lector de medios de comunicación social, para poder acceder a nuestras cuentas de Facebook y Twitter. Pero… ¿y qué tiene esto de especial? En un principio puede parecer que no sirva de mucho, aunque si nos fijamos más detenidamente, además de poder usar ambas redes, lo que te permite hacer este nuevo “servicio” interactivo es agregar a la interfaz una mayor cantidad de funciones.

Antes de escribir sobre el tema, he estado chafardeandolo un poco para saber mejor de qué iba la cosa.

Así a bote pronto, lo más destacado es que puedes utilizarlo todo desde la misma pantalla (Twitter y Facebook, como he dicho). Peeeeeero además, se pueden usar todas las listas y búsquedas que  tengas, los vídeos y las fotos se quedan de forma automática en el “wall” de Brizzly y una cosa que me ha llamado mucho la atención es que haciendo click sobre un nombre se pueden ver detalladamente todos los datos de la persona en cuestión, o sea, su perfil. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Y máaaaaaaaas -esto no lo sabía, pero lo he leído, y luego lo he comprobado- Brizzly cuenta con el servicio Google Translate que te traduce a diferentes idiomas los ‘tweets’ posteados (sí, esto sí es útil!). Además, como siempre, se puede responder a comentarios de amigos, seguir a tus favoritos, etc.

Y finalmente, otro puntazo -y con esto ya termino-: se puede “betar” a alguien durante un tiempo determinado, ¡¡gracias a dios!! Esto es más que útil cuando hay alguien a quien seguimos y postea/tweetea cosas que no nos interesan, por lo que esta opción nos permite evitar el “ruido” en el wall. De todas formas, para evitar cualquier tipo de molestia, sigo pensando que lo más práctico que se puede hacer será siempre no aceptar/seguir a aquellos que no queramos que ronden por nuestra red (social).

Money, money

21 octubre 2009

 

google_money[1]

 

Leyendo un poco algunos blogs -incluído alguno que otro de los de mis compañeros- a cerca de todo lo que se dice sobre el “mundo interactivo”, tema que en estos posts nos ocupa, me ha venido a la cabeza una palabra: dinero. Y por consiguiente, una pregunta, que más abajo formulo.

Está claro que los grandes triunfadores de la Web 2.0, comunidades cibernéticas, portales y redes sociales como YouTube o MySpace, son NEGOCIOS, y en mayúsculas. Un ejemplo ilustrativo, Google: ha recaudado nada más y nada menos que la friolera cifra de 1.640 millones de dólares en este tercer trimestre. (Fuente: Globedia, http://es.globedia.com/google-aumento-ganancias-tercer-trimestre-superada-recesion)

Así mi pregunta es… ¿quién se beneficia de los contenidos que nosotros creamos?

Me explico. Un ejemplo clarísimo: Facebook. Podríamos aventurarnos a decir que Facebook se “beneficia” de la propiedad intelectual de algunos de sus usuarios que usan esta herramienta para expresar su arte/trabajos, etc. a falta de disposición de otros recursos (se nota que hoy hemos hecho clase de Deontología!). ¿ Y es tal propiedad remunerada? ¿Es eso justo cuando luego se están quejando por otro lado los artistas y compañías del sector de que no bajemos música de Emule, Ares o Limewire porque estamos robando(!)?

Mi respuesta es que es más que obvio que algunas de las creaciones, mashups… lo que sea, existentes tanto en Facebook como en YouTube, etc., le dan más valor a estos sites, más popularidad y, en definitiva, más dinero a estos “nuevos monstruos” de la red.