Volvemos con novedades. Esta vez, lo último en web 2.0 se llama Brizzly. Atención:

Como véis, básicamente es una aplicación/portal/lector de medios de comunicación social, para poder acceder a nuestras cuentas de Facebook y Twitter. Pero… ¿y qué tiene esto de especial? En un principio puede parecer que no sirva de mucho, aunque si nos fijamos más detenidamente, además de poder usar ambas redes, lo que te permite hacer este nuevo “servicio” interactivo es agregar a la interfaz una mayor cantidad de funciones.

Antes de escribir sobre el tema, he estado chafardeandolo un poco para saber mejor de qué iba la cosa.

Así a bote pronto, lo más destacado es que puedes utilizarlo todo desde la misma pantalla (Twitter y Facebook, como he dicho). Peeeeeero además, se pueden usar todas las listas y búsquedas que  tengas, los vídeos y las fotos se quedan de forma automática en el “wall” de Brizzly y una cosa que me ha llamado mucho la atención es que haciendo click sobre un nombre se pueden ver detalladamente todos los datos de la persona en cuestión, o sea, su perfil. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Y máaaaaaaaas -esto no lo sabía, pero lo he leído, y luego lo he comprobado- Brizzly cuenta con el servicio Google Translate que te traduce a diferentes idiomas los ‘tweets’ posteados (sí, esto sí es útil!). Además, como siempre, se puede responder a comentarios de amigos, seguir a tus favoritos, etc.

Y finalmente, otro puntazo -y con esto ya termino-: se puede “betar” a alguien durante un tiempo determinado, ¡¡gracias a dios!! Esto es más que útil cuando hay alguien a quien seguimos y postea/tweetea cosas que no nos interesan, por lo que esta opción nos permite evitar el “ruido” en el wall. De todas formas, para evitar cualquier tipo de molestia, sigo pensando que lo más práctico que se puede hacer será siempre no aceptar/seguir a aquellos que no queramos que ronden por nuestra red (social).

Anuncios